¿Llevas férula u aparato?  Secretos para una limpieza perfecta

Es muy importante para nuestra vida laboral y social tener una dentadura bonita como sana. Es muy importante mantener una buena higiene dental durante todo nuestro tratamiento de ortodoncia, no podemos dejar que las bacterias campen por sus respetos haciendo de las suyas con nuestros pobres diente. Si llevamos aparato es tarea se nos complica un poco y lo sabemos, por eso aquí os lanzamos algún consejo para cualquier de los dos.

Si llevas férula:

El proceso de higiene dental se ha facilitado enormemente con la ortodoncia invisible (invisalign) ya que ahora nos la podemos quitar y limpiar nuestros dientes.
Pero en ocasiones podemos olvidarnos de que también hay que limpiar la férula, ya que en ella pueden traspasarse las bacterias que anidan en nuestras encías, lengua y dientes.

  • Diariamente: Para ello cuando nos lavemos los dientes hay que aprovechar para limpiar también nuestra ortodoncia. Para ello necesitaremos agua tibia, un jabón antibacterias sin olor y un cepillo de uñas o de dientes distinto al que utilizamos nosotros para evitar el traspaso de bacterias de los dientes a la férula. Hay que prestar atención y limpiar tanto la parte interna que pega al paladar, como la parte externa, durante al menos dos minutos. – Es aconsejable no utilizar nunca pasta de dientes para limpiar la ortodoncia.
  • Una vez al mes, es conveniente dejar la férula durante unas horas en un vaso de agua tibia en el que disolvemos bicarbonato o una pastilla para limpiar dentaduras. Una vez que haya finalizado el tiempo de espera, se enjuagará la dentadura con agua abundante. De esta manera se desinfectará bien y se evitará la acumulación de residuos.
  • La caja:  En ella se depositan ácaros, bacterias y microorganismos que pueden traspasarse a la ortodoncia. Para evitarlo, podemos utilizar el mismo cepillo con el que limpiamos la férula o una gasa esterilizada.
  • Fuera de casa: Será suficiente con enjuagarla con agua abundante. – Antes de guardar la férula en su caja hay lavarla y secarla bien.

Si llevas brackets:

  1. Cepillos especiales: limpiar diente por diente es la única manera de que realizar una limpieza pulcra. Para ello podemos usar cepillos normales, que tengan las puntas de las cerdas redondeadas, pero también podemos usar cepillos especiales para ortodoncia que tienen forma de V. Nos permitirán cepillar a un tiempo el diente y el bracket. Especial cuidado en cuidado en limpiar la zona en que el diente se une con las encías que es donde se acumula la mayor parte de la placa y puede provocarnos una gingivitis.
    No olvidarnos de cepillar también las muelas, encías y lengua.
  2. Cepillos interdentales: cepillitos en forma de cono y con distintos grosores que nos permiten introducirlos entre los dientes y entre estos y los retenedores. Son muy útiles y conviene tener varios a mano con distintos grosores para los distintos huecos.
  3. Hilo dental: es imprescindible usar las sedas dentales con las puntas rígidas que nos facilitan algo el trabajo. Si no será imposible llegar hasta donde hay que limpiar. Es mejor usar este sistema en el lavado nocturno.
  4. Irrigadores nocturnos:  El irrigador bucal es un aparato que nos lanza un chorro de agua fría a presión. De esta manera elimina los restos de alimentos que se haya podido dejar el cepillo de dientes. Es perfecto para gente con mucha prisa o que tenga algún problema de movilidad en las manos.
  5. Enjuague bucal: específico para ortodoncia porque además de flúor incorpora sustancias calmantes y protectoras de las encías y mucosas bucales lo que, cuando llevamos brackets, nos viene muy bien.

¿Llevas férula u aparato? Secretos para una limpieza perfecta

PASTILLAS REVELADORAS DE PLACA

Para cualquiera de los dos casos ya sean brackets o fécula dental, podéis usar las pastillas masticables que tiñen los dientes de un color intenso e inofensivo para la salud  en las zonas donde no se ha eliminado la placa con el cepillado.  Es muy útil para esos padres preocupado que no se fían de  que sus niños hagan un buen trabajo de limpieza.  Así podemos ver como de limpia nos ha quedado la boca e insistir en aquellos puntos que necesiten un refuerzo.

En Tutor Dental  podemos resolver todas las dudas que tengas sobre tu caso en concreto